Eritema Nodoso: manejo en Atención Primaria

Cad Aten Primaria 2017; 23 (2):20

  • Naproxeno: 250-500 mg cada 12 horas (máximo 1250 mg al día).
  • Indometacina: 25-50 mg cada 8 a 12 horas según sea necesario (máximo 200 mg al día).
  1. YODURO DE POTASIO

Este fármaco da lugar a una mejora del dolor y más rápida resolución. El fármaco está comercialmente disponible en comprimidos, granulado o gotas. Las dosis más ampliamente utilizadas son de 300 mg tres veces al día.

La duración no está bien establecida, por lo que la mayoría de los autores recomiendan finalizar el tratamiento si no existe mejoría en 2-3 semanas. Se debe controlar la función tiroidea mientras dure el tratamiento y tener precaución a la hora de tratar a pacientes con tuberculosis. Está contraindicado su uso en el embarazo por el riesgo de inducir bocio en el feto.

SEGUNDA LÍNEA

La segunda línea de tratamiento la reservaremos para aquellos pacientes que no respondan a la primera línea o que tengan sintomatología grave o debilitante.

Se usarán:

  • Ciclo corto de corticoides sistémicos: las dosis y pautas para el tratamiento óptimo no están claras. Las opciones propuestas son variables y oscilan entre 20 y 60 mg/día. Una opción recomendable es el uso de Prednisona 20 mg todas las mañanas durante 7-10 días (8). Esta terapia es especialmente útil en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII).
  • Corticoides intralesionales: como tratamiento alternativo, se utiliza en pacientes con número limitado de nódulos que no pueden tolerar Corticoesteroides sistémicos. Hay que tener en cuenta los posibles efectos secundarios de atrofia e hipopigmentación en el lugar de la infiltración (9).

Lo más importante antes de utilizar las terapias de segunda línea con glucocorticoides es descartar las causas infecciosas y considerar aquellas comorbilidades que puedan aumentar el riesgo de efectos adversos. Por lo tanto, no deben utilizarse si hay sospecha de infección subyacente (especialmente debe descartarse tuberculosis), y pueden enmascarar una enfermedad inflamatoria o neoplásica.

Eritema Nodoso crónico o recurrente: otros tratamientos

  1. DAPSONA: Los datos se limitan a informes de casos. Se utilizarían dosis de 50-100 mg/día, dando lugar a una resolución en 3-4 semanas. Ha de tenerse precaución con los efectos adversos hematológicos (detección de deficiencia de G6PD y controles hematológicos y función hepática periódica) (10).
  2. COLCHICINA: Particularmente útil en casos asociados con el síndrome de Behçet. Las dosis han ido variando: 2 mg una vez al día durante tres días, luego 1 mg una vez al día durante dos a cuatro semanas o 0,5 ó 0,6 mg dos o tres veces al día (11).
  3. HIDROXICLOROQUINA: Especialmente útil en pacientes con EII. Se utilizan dosis de hasta 200 mg dos veces al día, dependiendo del peso corporal. El efecto adverso más frecuente es el daño ocular; para minimizar el riesgo de toxicidad ocular, la dosis de Hidroxicloroquinano debe superar los 5mg/kg y los exámenes oftalmológicos al inicio y de forma periódica son necesarios para su uso a largo plazo (12).

Continuar leyendo …

About AGAMFEC

AGAMFEC é a Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria, federada da asociación nacional semFYC.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.